MINI Coupé

El MINI Coupé y el estilo ingles

Con la llegada de la última generación, MINI Coupé se ha dejado por el camino parte del ADN de conducción que nos enamoró después de su retorno… y unas cuantas carrocerías. Entre ellas, la conocida como Coupé que, junto con el Roadster, explotaron la variante más lúdica del modelo británico.

En el caso de nuestro protagonista, contaba con una gama compuesta por mecánicas de entre 122 y 211 CV de potencia; esta última, correspondiente a la versión que nos interesa: el MINI John Cooper Works Coupé. 

MINI Coupé

Sin duda, en ese momento, lucía las mejores características dinámicas de la marca: peso razonablemente reducido, dirección incisiva, suspensión firme en extremo, sonido adictivo, agilidad en los cambios de dirección… Además, la guinda la ponía el excelso motor turboalimentado de gasolina, con 1,6 litros de cilindrada, que aseguraba una velocidad máxima de 240 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 6,4 segundos.

En las últimas fechas, todos los integrantes de la familia John Cooper Works moderna han alcanzado los 231 CV de potencia. 

Te puede interesar:

El Porsche 911 GT2 es un automóvil deportivo construido por el fabricante alemán Porsche desde 1994. 

En el año 1988 se presentó una de las generaciones del Porsche 911 más admiradas y cotizadas hoy en día, el 964.

Las claves por las que el Peugeot e-Legend es el deportivo retro 100 % eléctrico que queremos ver hecho realidad

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario