Audi RS Q3 versión ABT Sportsline

Audi RS Q3 versión ABT Sportsline

En la década de los 1980s, Audi dominó el Campeonato Mundial de Rally con el Sport Quattro. Desde entonces, los motores turbo con tracción total y cinco cilindros se han convertido en una marca registrada de Audi y la versión de ABT Sportsline del nuevo RS Q3 está a la altura de dicha herencia.

El paquete de actualización de ABT lleva la potencia casi hasta los niveles del Grupo B de rally con 440 caballos de fuerza y 385 lbs-pie de torque gracias a su unidad de control de motor personalizada.

Las ruedas más ligeras de 21 pulgadas reducen el peso no suspendido y aumentan la aceleración y el manejo con el crossover alcanzando 100 km/h en 4.3 segundos y una velocidad máxima de 285 km/h. ¿Qué te parecería esta SUV deportiva?

Audi RS Q3 versión ABT Sportsline

Por el momento ABT no cuenta con un kit de carrocería específico para este modelo aunque sí le ha equipado con unas nuevas y más deportivas llantas de 20 pulgadas marca de la casa (disponibles de forma opcional también en 21 pulgadas), que no solo le aportan un aspecto más deportivo y permiten ver mejor sus potentes frenos con pinzas azules sino que además han permitido ahorrarse unos cuantos kilos de peso.

Audi RS Q3 versión ABT Sportsline

Como suelen acostumbrar en la compañía alemana con el paso del tiempo irán trayendo actualizaciones que permitirán personalizar aún más al SUV coupé deportivo de la firma de los cuatro aros, especialmente con algún agresivo kit de carrocería y por qué no con algún empujón más tanto en el chasis como en el motor. Tendremos que esperar para verlo.

Audi RS Q3 versión ABT Sportsline

Estas nuevas llantas de aleación dejan ver el potente sistema de frenos, una de las cualidades de los modelos de alto rendimiento y más atractivas, con grandes discos de freno perforados y pinzas de color azul, además de presentarse con un acabado de diamante en los bordes y la estructura de los radios en negro. Un ejercicio de tuning tan simple que casi no se puede llamar así.

Una propuesta discreta pero no menos llamativa que da un aire más deportivo al modelo puesto a punto por la división deportiva de Audi Sport. Y no solo en el plano estético, porque las prestaciones también aumentan generosamente comparado con el modelo de serie. En su línea, los de ABT dan una vuelta de tuerca al motor de cinco cilindros y 2.5 litros turbo de 400 CV de potencia máxima y 480 Nm de par motor, con una nueva unidad de control del motor.

Deja una respuesta